Hace unos días mientras trataba de registrar un nuevo dominio me percaté de que había un nuevo tipo de dominios disponible: .tel, me llamó demasiado la atención la aparición de los dominios .tel, tomando en cuenta que gran parte de los dominios existentes están vacíos y sumando el hecho de que diariamente se borran 25,000 más, me pareció extraño la aparición de esta nueva extensión. Sin embargo, luego descubrí que estos tenían un propósito específico diseminar la información de contacto de una persona a través de internet y sin necesidad de un servicio de hosting adicional para almacenar la información.

Esta es una gran novedad, pues puedes almacenar el repositorio de contactos directamente en el DNS, en lugar de utilizar éste para proveer los detalles de las páginas en las que la información se encuentra alojada: esto hace que no sea preciso tener una página web para poder proveer tu información de contacto, y que se facilite además el acceso multiplataforma. Todavía no he comprado el dominio correspondiente a mi nombre, pero les aseguro que me haré de él muy pronto. Según he leído en la página de Telnic, estos nuevos dominios incluyen un sin número de funcionalidades, como TelFriends, que te permite abrir selectivamente a determinadas personas algunas partes del perfil de contacto.

Después de indagar un rato, ahora se que en la última semana se han comprado casi todos los dominios de empresas importantes y no tan importantes, así como la mayor parte de palabras genéricas, tanto en español como en inglés. Además, parece haberse desatado una auténtica fiebre por la compra de dominios, que ha llevado en muy poco tiempo a ver dominios .tel utilizados por amigos y empresas como contacto. De hecho, los registros alcanzaron el número de cien mil a las treinta y seis horas de haberse abierto su disponibilidad al público general. A estas alturas, los puedes encontrar ya en todos los registradores habituales de dominios, a precios que comienzan en torno a los 8 dólares.

Sin duda, la utilidad de este tipo de sistemas depende fundamentalmente de su aceptación general. Y por el momento, a juzgar por los indicios que podemos ver al respecto, no parece estar yéndoles demasiado mal en este sentido. Les recomiendo que se den una vuelta por la zona de dominios para individuos, chequen todos los vídeos y prueben el simulador, a mí me motivó lo suficiente.