El sistema operativo Android está transformando el mundo de las comunicaciones móviles y de las PDAs por las características que ofrece, la funcionalidad y una arquitectura abierta que amenaza con arrazar con todo lo demás en el mercado. Los dispositivos Android, sin embargo, no pueden permitir todas las funciones posibles que Android soporta con las actuales fuentes de energía almacenadas. Entonces tienes que escoger tu equilibrio. En pocas palabras, la industria de la batería no está a la altura. Debido a esto, los usuarios de dispositivos Android tienen que gestionar de manera inteligente y proactiva la energía de sus baterías. Las opciones de ahorro de energía presentadas aquí las puedes utilizar como desees, todo al mismo tiempo, de forma individual o en cualquier combinación deseada.

  1. Pregúntele a su teléfono qué es lo que está utilizando los más altos porcentajes de energía. (Configuración » Acerca de teléfono » Uso de batería). Si le pregunta a Android qué está utilizando qué porcentaje de energía de la batería disponible, se lo dirá. La gran mayoría de las lo que más comsume energía es la pantalla.
  2. Reduzca el brillo de la pantalla. (Configuración » Sonido y pantalla » Brillo). La mayoría de la gente puede ver una pantalla Android muy bien con la función de luz de fondo apagada. Mueva el control deslizante hacia la izquierda, a continuación, pruebe utilizar el dispositivo de esa manera. Si usted no puede ver bien en ese ajuste, mueva el control deslizante hacia la derecha sólo en la medida necesaria para ver la pantalla cómodamente.
  3. Ajuste el tiempo de espera de su pantalla a 30 segundos. (Configuración » Sonido y pantalla » Tiempo de espera de pantalla). Este ajuste le indica al dispositivo apaguar la pantalla después del periodo seleccionado de inactividad. Cuanto más corto sea el período, menos energía consume la pantalla.
  4. Desactive la función inalámbrica cuando no la necesite. (Configuración » Controles inalámbricos » Wi-Fi, o conseguir la aplicación Wireless Settings gratis). El transmisor de red inalámbrica utiliza un poco de energía. Incluso cuando el dispositivo no está conectado a una red, continúa la búsqueda de una en una base regular.
  5. Desactivar la función Bluetooth cuando no se necesite. (Configuración » Controles inalámbricos » Bluetooth). Por las mismas razones que debe desactivar la Wi-Fi, desactive la función Bluetooth si no lo está utilizando.
  6. Apague el GPS. (Configuración » Seguridad y localización » Habilitar satélites GPS). Cuando el receptor GPS en el dispositivo Android está activo, busca los satélites, y su procesador prepara información que se enviará a cualquier aplicación que la necesite, independientemente de si una aplicación que utiliza el GPS se está ejecutando o no. Si usted no está navegando, desactive el GPS y deje que el dispositivo use cualquier otro servicio de localización alternativo que su proveedor de red inalámbrica pueda ofrecer.
  7. Desactivar la función de vibración del teléfono. (Configuración » Sonido y pantalla » Vibración). El pequeño dispositivo dentro de tu teléfono que genera la vibración utiliza la energía cada vez que es activado. Alternativamente, puede ajustar el volumen del timbre a un tono bajo.
  8. No deje aplicaciones en ejecución cuando no las necesite. Ciérrelas y vuelva a la pantalla de inicio.
  9. Ponga el teléfono en modo de espera cuando no lo esté utilizando. Para esto, basta con pulsar el botón rojo “Finalizar llamada” y la pantalla se oscurecerá. Pulsando otra vez se ilumina.
  10. Ponga el dispositivo en “Modo Avión”, mientras viaja en avión. Pulse y mantenga presionada la tecla “Finalizar llamada” hasta que aparezca un menú. Seleccione el modo de desactivar el transmisor del teléfono. Esto le permitirá usar el teléfono mientras está en un vuelo. Por supuesto, si usted no planea utilizar el teléfono, apáguelo por completo, seleccionnando “Power off”. Para encender el dispositivo, pulse el botón “Finalizar llamada” otra vez.
  11. Bono: Cuando viaje, lleve su cargador, así como un cable USB. La mayoría de los aeropuertos ofrecen gratis los dispositivos de carga o tomas de corriente, pero algunos sólo pueden ofrecer un puerto USB para cargar su teléfono. Muchas líneas aéreas también tienen puertos de alimentación en algún lugar cerca de su asiento que se pueden utilizar para cargar el dispositivo durante el vuelo, ya sea en “Modo Avión” o mientras está utilizando el servicio inalámbrico en el vuelo donde esté disponible.