Si has escuchado hablar de Alexander Amosu, sabes que es la marca que adorna la suite más cara del mundo, costando £70,000 y haciendo de este precio un récorde Guiness. Hay otro producto con esta misma marca, y se trata de la Blackberry más cara del mundo.

Hay 350 horas de trabajo artesanal invertidas en este teléfono tan hermoso, que cuenta con oro sólidos amarillo de 18 quilates, y 4,459 diamantes talla brillante, pesando 28,43 quilates. El BlackBerry Amosu puede ser personalizado con el nombre del usuario o logotipo de la empresa y viene con un servicio de conserjería disponible en cualquier momento, al igual que en el caso de los teléfonos Vertu.

Este precioso dispositivo costará £ 125.000 y ya hay un hombre de Oriente Medio que compró tal belleza. Se construirán tres BlackBerry más como esta.

Vía