Joshua Topolsky de Engadget tuvo la oportunidad de enfrentarse directamente a Andy Rubin Google, en el tema del problema persistente sobre el multitouch – no necesariamente el multitouch en sí, sino la creciente disparidad en el soporte entre los dispositivos de Estados Unidos y Europa, siendo Droid/Milestone el ejemplo más conocido:

“Usted llama a esto una Superphone: 3.7 pulgadas de pantalla capacitiva, pero sin teclado y sin multitouch. Sin embargo, tiene multitouch fuera de los EE.UU.. ¿Por qué no Estados Unidos?”

Respuesta de Andy:

“No es cosa de América o fuera de America. Es una decisión que es un resultado del modelo OEM. A mi personalmente no me gustan las operaciones a dos manos … no hay conspiración”.

Eso no explica el hecho de que el Nexus One europeo parezca tener algo de multitouch incorporado habilitado – ni explica por qué un fabricante de alguna forma optaría por excluirlo bajo ninguna circunstancia a menos que haya algo de presión externa envuelta. Sin duda, las preferencias personales de Rubin no juegan un papel en este rollo.

Vía