Android IOS Windows Phone

Windows Phone ha estado en un circulo vicioso que lo mantiene fuera del campo competitivo desde la era pre-histórica. Suena algo brusco pero la verdad es que los números son alarmantes; Android e iOS siguen y seguirán controlando el mercado móvil a menos que pase algo.

La buena noticia es que, por lo que podemos ver, Microsoft está trabajando en serio para ello para encontrar ese algo y tienen una nueva apuesta. Adelante les explico.

¿Dónde está el problema con Windows Phone?

El sistema operativo para smartphones de Microsot tiene sus puntos fuertes y débiles. En general siempre he sentido respeto por él e incluso he mencionado dicho respeto en otros artículos. Pero uno de sus principales problemas, si no el peor, es el no contar una cantidad de aplicaciones atractiva para sus usuarios.

¿Cuántas veces no he escuchado la queja de que algún nuevo usuario de Windows Phone que viene de usar un sistema “X” y no logra adaptarse por no poder encontrar sus aplicaciones de uso cotidiano en WP? No pueden porque simplemente no están. Y viene otra pregunta ¿Qué les queda? Lo que les queda es buscar reemplazos. Ahí es que el tormento inicia, al usuario en general no le gusta estar rebuscando, en una tienda de aplicaciones sinceramente mala, para encontrar algo parecido a lo que siente que necesita.

Esto nos lleva al ¿por qué? La falta de aplicaciones se debe a la falta de interés de los desarrolladores en  trabajar en una plataforma que no está dejando frutos. A resumidas cuentas en Windows Phone no hay aplicaciones porque no hay usuarios, y no hay usuarios porque no hay aplicaciones.

¿Cuál es la solución?

android-ios-en-windows-10

Para resolver este problema Microsoft sabe que debe enmendar una de dos, y como los usuarios no llegan milagrosamente, han apuntado directamente a los desarrolladores.

BlackBerry (anteriormente RIM) ha intentado lo mismo pero con métodos diferentes y sin conseguir nada real en números. Para llevar las aplicaciones de Android a su plataforma, BlackBerry ofreció un port que las copiaba por completo.

En su lugar Microsoft, de una manera más inteligente, ha optado por ofrecer a los desarrolladores una manera de que puedan utilizar la mayor parte de los códigos de sus aplicaciones y, con solo editar un poco, conseguir una versión nativa en Windows 10 de sus aplicaciones de Android o iOS. Y aquí es donde digo Excelente!

Las señales son buenas pero, a final de cuentas, el tiempo y los usuarios son los que tienen la última palabra. ¿Ustedes que opinan?