A principios de esta semana nos enteramos de que Apple lanzaría una actualización para el iPhone donde se reduciría el almacenamiento de la localización del  teléfono, esto ocurriría aproximadamente en dos semanas. Al parecer, “días”, habría sido más exacto que “semanas”, ya que Apple ha lanzado iOS 4.3.3 y 4.2.8, reduciendo la cantidad de datos que se almacenan en caché o dándole la opción al usuario de desactivar por completo el almacenamiento.

La lista de cambios de esta actualización refleja exactamente lo que Apple dijo que haria para responder a las preocupaciones sobre la privacidad luego que se diera a conocer el hecho de que el iPhone almacena datos con la localización del usuario.

Apple explicó que esta base de datos no grababa la ubicación exacta del equipo, sino que guardaba la existencia en las inmediaciones de puntos de acceso WiFi y torres celulares, para ayudar al dispositivo a determinar su propia posición cuando el GPS no está disponible.  Se admitió, sin embargo, que el almacenamiento de un registro histórico no fue intencional.

Estas actualizaciones corregirán esa situación, lo que limitara la cantidad de datos almacenados.  El caché no sería útil pues, de todos modos, y no tenerlo en el teléfono reduce la preocupación por la privacidad en el caso de que el iPhone se pierde o sea robado.

Fuente: Apple Releases iOS 4.3.3 and 4.2.8, Fixes Location Cache Issues (Pocketnow)