BB Priv

La historia de BlackBerry es la historia de un rey destronado, de un gigante que perdió su fuerza y su poder ante una feroz competencia y una impresionante evolución del mercado.

El paso de “teléfono móvil” a “smartphones” se materializó en apenas un año y mientras la mayoría de los fabricantes supieron aprovechar esta coyuntura para reforzar su posición, vimos dos grandes perjudicados en la batalla: Nokia y BlackBerry.

A duras penas pudieron resistir un tiempo más, mientras su prestigio y ventas caían a partes iguales. Hoy en día, ambos se encuentran luchando por volver a salir a un mercado del que un día fueron dueños y que hoy les dio la espalda.

Por la parte BlackBerry, este lo busca confirmando el primer lanzamiento de su nueva era bajo el nombre de BlackBerry Priv, un BlackBerry con Android

Blackberry Priv, un smartphone con Android

BlackBerry Priv

En mi opinión, el mayor fallo de BlackBerry y que lo abocó irremediablemente al fracaso fue no apostar a tiempo por Android. Es cierto que hay que mantenerse fiel a los principios de uno mismo, pero siempre hay un límite y en el caso comercial es preferible cambiar la estrategia a tiempo que tirar por tierra todo el buen trabajo de muchos años atrás.

Con los deberes hechos y la lección aprendida,  no me cabe duda que BlackBerry Priv será uno de los mejores smartphones que veamos salir al mercado en el último trimestre de este año. No tendría sentido traernos algo mediocre que, una vez más, no destacara sobre la competencia.

BlackBerry calienta motores y nos va trayendo con cuentagotas la información sobre su nuevo smartphone. Por ahora, sabemos de manera oficial que no se llamará BlackBerry Venice como apuntaban los rumores en un primer momento, si no que será BlackBerry Priv. En cuanto a las características técnicas, apenas conocemos que vendrá con Android como sistema operativo, teclado QWERTY, pantalla táctil de tipo edge y una cámara de 18 MP.

Su lanzamiento es inminente y BlackBerry asegura que verá la luz antes de que finalice 2015. Esperamos por ello y permaneceremos atentos.