Dena Christoffersen, es una niña de 13 años de edad de Cheyenne, Denver (USA) quien ha saltado a la fama por un caro logro. Dena envió nada más y nada menos que 10,003 mensajes de texto en un mes, el problema es que el plan de teléfonos familiar no cubría mensajes de texto, de manera que fue toda una sorpresa para la familia cuando recibieron su factura mensual de Verizon y notaron que había un cargo de US$ 4,756.25 (aprox. 3,613 Euros) por mensajes de texto enviados.

Apuesto que ahora entienden la imagen de arriba, muestra como quedó el teléfono de Dena. Si tomamos en cuenta que Dena dormía un promedio de 8 horas diarias, caeremos en la cuenta de que enviaba un mensaje de texto cada 3 minutos, una cifra que haría avergonzar al mejor de los Twitteros. De acuerdo con el resumen de la factura la mayor parte de los mensajes fueron enviados en horas de escuela, de manera que cuando llegue el reporte de calificaciones de Dena, el castigo pudiera ser peor. 🙂

Fuente