Disponible para la compra desde el 5 de enero (sólo en EEUU, UK, Singapur y Hong Kong), el denominado superphone, el Nexus One, parece tener problemas con la recepción 3G.

Hay un gran hilo de discusión en el foro de soporte de Google, donde algunos de los nuevos propietarios del Nexus One reportan problemas con la conectividad 3G de EEUU.

Aparentemente el teléfono obtiene una débil recepción 3G de tiempo en tiempo, aún cuando al cambiar a EDGE, mientras otros teléfonos de T-Mobile tienen buena recepción.

Como nadie de UK, Singapore o Hong Kong ha reportado inconvenientes con el desempeño en 3G del Nexus One, hay que pensar que el problema está ligado a la operadora T-Mobile (utiliza la frecuencia menos común, de 1700MHz). Sea cual sea la causa, las cosas no van bien con el “superphone”. Veamos más adelante lo que dicen la gran G y HTC.

Vía