landfillTodo comenzó cuando Billy Boyd estaba rastrillando su jardín y, aparentemente, dejó caer su BlackBerry. Cuando vino a darse cuenta supo que fue llevada al centro de reciclaje de la ciudad de Aspen. Poco después comenzó su búsqueda, que inició en el centro de reciclaje. Allí le informaron que el bote donde estaba su dispositivo fue vaciado en un relleno sanitario local. Persistente, Boyd fue al vertedero, excavó a través de la basura y se reunió con su BlackBerry de nuevo.

¿Alguno de ustedes estaría dispuesto a rebuscar en un vertedero si pierden su teléfono móvil?

Vía