Otro nuevo descubrimiento sale a la luz, avivando aun más el fuego que rodea el caso de registro de localización de los equipos Apple, que en lugar de ser olvidado se esparce cada día mas entre las personas y los medios. El diario The Wall Street Journal recientemente reveló que el iPhone sigue recopilando los datos de la ubicación del usuario aun después de tener desactivados los servicios de ubicación,  desmintiendo esto lo que se creía antes era una fácil solución a dicho inconveniente.

The Wall Street afirma que estos datos son recopilados por medio de las torres celulares y hotspots Wi-Fi, ya que el iPhone se comunica con los mismos. Otros informes revelan que los órganos gubernamentales en varios países como Corea del Sur, Francia y Alemania están investigando las prácticas de Apple y que probablemente dichos órganos tomen las medidas formales una vez dispongan de información suficiente para hacerlo.

 

Por otra parte, en el estado de Tampa Florida 2 usuarios de Apple ya han puesto una demanda formal llevando como consecuencia a la exitosa y ahora controversial compañía a encarar los tribunales. Al parecer todavía queda bastante tela que cortar.

Fuente: iPhone still tracks users when locations services are disabled, test finds (www.bgr.com)