Lenovo ya tiene en el mercado un nuevo teléfono móvil con el que quiere competir en un saturadísimo catálogo de opciones. El Lenovo X1 destaca por su pantalla de 3.2 pulgadas de tipo táctil, con resolución WQVGA y su teclado deslizante. Pero no pensemos en un QWERTY completo si no que más bien en un teléfono tipo slider.

A simple vista, pues los datos los han proporcionado con cuentagotas, el Lenovo X1 llama la atención por optar por la interfaz TouchWiz. Como vemos, ya pocos son los equipos que no se lanzan con algún tipo de interfaz especial para manejar el sistema operativo base. La experiencia de usuario es vital hoy en día.

Sabemos que el Lenovo X1 tendrá GPS, ranura para tarjetas microSD y poder así ampliar la memoria interna, y un diseño atractivo.

El Lenovo X1 se lanza de momento solamente en China, pero es probable que nos llegue también a Europa.