Los padres siempre suelen preocuparse, y más cuando conocen de tecnología, sobre la información a las que acceden sus hijos en internet, pero gracias a los Controles Parentales se puede tener una mayor restricción sobre esta.

En esta ocasión te mostraremos paso a paso cómo configurar el Control Parental en tu iPad, con lo que no sólo evitarás que tu niño/a acceda a contenido inapropiado, sino que evitará que accidentalmente active compras en iTunes.

 Pasos a Seguir:

1. En la pantalla principal de iPad, selecciona el ícono de Configuración (Settings)

2. Selecciona la opción General la cual se encuentra en el lado izquierdo de la pantalla de Configuración.

3. Localiza la opción de Restricciones dentro de General y actívala (On).

4. Escoge una contraseña de 4 dígitos para bloquear la configuración de control parental del iPad. Intenta que sea un número que puedas recordar pero que no sea demasiado obvio y que tus niños más grandes puedan descubrir. Si entran la contraseña errónea muchas veces, tendrás que reconfigurar todo el iPad.

5. Luego de escoger la contraseña, tendrás acceso a la pantalla de Restricciones. Elige y marca cada sección de las restricciones como desees, tales como YouTube, Safari, iTunes, y las limitaciones que consideres apropiadas para tus niños.

6. Selecciona Apps en la sección de Contenido Permitido (Allowed Content) de la pantalla de Restricciones y selecciona la clasificación de las aplicaciones que consideres apropiadas para ser descargadas, así como también puedes deshabilitar la descarga de cualquier App seleccionando No Permitir Apps (Don’t Allow Apps), para evitar compras inesperadas en iTunes.

7. Ya que hayas completado la configuración del control parental, presiona el botón de inicio para regresar a la pantalla principal. Las configuraciones pueden ser cambiadas siempre que quieras con tan solo acceder a Restricciones en el menú Configuración y entrando tu contraseña.

Siempre recuerda que no hay mejor supervisión que la de los propios padres mientras tus hijos estén usando un iPad o cualquier otro dispositivo electrónico. Por lo que debes hablar siempre con tus hijos sobre qué deben hacer y qué no.

Fuente: iPad Parental Controls (iKid Apps)