Kate Moore es una jovencita de tan sólo 15 años. Es la ganadora de un concurso organizado por LG en Estados Unidos, siendo ella la persona más rápida escribiendo un mensaje en un móvil.

La mayoría de los finalistas eran menores de 22 años, algo que llamó mucho la atención en el concurso. Las pruebas que se realizaron en el concurso eran bastante dificiles y los errores no descalificaban pero sí quitaban puntos.

Los teléfonos utilizados fueron obviamente LG, para ser más precisos el Sus Clamshell que venden allí, además no se admitía ningún otro tipo de terminal, ya que teléfonos con pantalla táctil presentan una facilidad muy notable. El premio que ganó la jovencita fue de US$50,000 dólares y Productos de LG. Con un premio así, no decir que se me gasten las huellas de los dedos.

Fuente