Malas nuevas, los equipos con Windows Phone 7.5 (o anteriores) no son actualizables para el nuevo sistema operativo móvil presentado hoy por Microsoft, Windows Phone 8. Pero tenemos premio de consolación, lanzarán Windows Phone 7.8.

¿Las razones principales? Los datos indican que se trata sobre cambio en la arquitectura de la plataforma y el asunto este del nuevo hardware que se utilizará. Si nos planteamos esto, sumado al tema de los nuevos puntos de resolución de pantalla, podemos llegar a la conclusión sensata de que todo esto tiene una lógica marcada.

Pero sinceramente estas noticias nunca tienen un sabor dulce. Decir que aunque tengas un equipo al extremo de la cadena y has pagado cada centavo que cuesta el equipo, si quieres usar el nuevo sistema (Windows Phone 8) más vale que te vayas desarraigando de tu teléfono y te prepares mentalmente para venderlo o darlo en herencia.

Y es que aún te actualices al, relativamente, nuevo Windows Phone 7.8, las aplicaciones que saldrán para WP8 tampoco te serán compatibles.

“Las nuevas aplicaciones compiladas específicamente para Windows Phone 8 no estará disponible para dispositivos Windows Phone 7.x”.

Me recuerda un poco al tema de BlackBerry 10, aunque ahí si que comprendo el caso. ¿Alguien ha pensado en iOS6? El caso es menor pero también sabe agrio. Siento que quienes han manejado menos mal la situación son los de Google con Android. Y tomen nota que he dicho “menos mal”, ahí también hay punto que mejorar.

Fuente: Microsoft confirms no upgrade path to Windows Phone 8, unveils 7.8 for legacy devices (Engadget)