El año en el nos encontramos (especifico que 2012 para los más perdidos) es un año más que importante para Nokia y para Windows Phone y tienen bastante claro que les tomará un tiempo prudente para poder obtener los beneficios que quisieran, como lo expreso recientemente el presidente del gabinete de Nokia, Jorma Ollila.

La meta que se han marcado es convertir a Windows Phone en uno de los tres principales sistemas operativos móviles y a Nokia en uno de los tres principales fabricantes. Afirmas que registros como el reciente reporte que indica que la compañía ha perdido unos  1.4 mil millones de euros en 2011 no los intimidan, dado que “Por una parte significativa de los años de la transición se verán los resultados”.

“Ninguno de los sistemas operativos han tomado rápidamente. Tomará tiempo, como hemos visto, y como era de esperar.”

“Al mirar el panorama más amplio, muestra que los tres sistemas operativos se impondrán en el futuro cercano y cada uno de ellos tendrá un fabricante fuerte, con Nokia tiene una muy buena oportunidad de ser uno de los tres”

Sus comentarios son claros y, a sinceridad estoy de acuerdo, las perdidas resientes son hasta comprensibles si nos fijamos en los estados anteriores y en la transición al nuevo sistema. Creo que Windows Phone tiene futuro, aunque no tenga presente, y que Nokia bien podría beneficiarse con ello. El tiempo nos dirá si es cierto.

Fuente: Nokia: Windows Phone project needs more time (Tech Radar)