Esta misma mañana Nokia ha dado el anuncio oficial de que para finales de 2013 realizará un recorte que abarca el despido de hasta 10,000 empleados y el cierre de una de sus fábricas en Finlandia en búsqueda de “afinar su estrategia, mejorar su modelo de servicio y regresar a la compañía a un crecimiento rentable”.

Según las palabras directas del CEO de Nokia, Stephen Elop:

“Tenemos la intención de perseguir un esfuerzo aún más centrado en Lumia, en continuar innovando las características de nuestros teléfonos, mientras ponemos un mayor énfasis en los servicios basados en ubicación. Sin embargo, debemos volver a dar forma a nuestro modelo operativo y asegúranos en crear una estructura que pueda apoyar nuestras ambiciones competitivas.”

Desde la compañía afirman que estos números, quienes componen una quinta parte de la fuerza de trabajo de Nokia, son un duro paso a seguir a fin de garantizar la capacidad competitiva de la compañía a largo plazo. Y aseguran no tomar decisiones que afecten a sus empleados a la ligera, por lo que no se sienten cómodos al tener que hacerlo.

De lo que podemos estar seguros es que se puede ver el esfuerzo de la compañía por seguir adelante. Solo resta esperar que las nuevas “inversiones especificas”a las que se refieren sean las correctas y logren avanzar en un terreno actualmente dominado los por dos grandes del mercado.

Fuente: Nokia reduces headcount, factories in cost reduction drive (All About Symbian)