Una enorme pérdida neta se deja ver como una gran mancha de petróleo en los resultados financieros de Nokia correspondientes al segundo trimestre de 2011.

Las cosas se ponen feas en cualquier compañía que en un trimestre se registren perdidas de £323 millones, con un agujero en el área de smartphone que muestra una reducción de 32% en las ventas en comparación con el trimestre anterior. Todo sin mencionar que las ventas netas de todos los productos disminuyeron en un 7%.

Por su parte Stephen Elop, el CEO de Nokia, menciono que el impactó llego en “una forma superior a lo esperado en el segundo trimestre” y que la culpa de esto se basa en la “transformación estratégica“. Pero lo más triste del caso es que no es sorpresa para Nokia, quienes tratan de endurecer los dientes como el boxeador que sabe que su guantazo va.

La compañía es consciente de sus fallos en el mercado de smartphones y buscan aguantar un par de rounds a como de lugar hasta finales de año con la llegada de sus equipos con Windows Phone 7 aunque con resultados que probablemente serían menores a los esperados según ellos mismos han tenido que reconocer.

El Nokia N9 con MeeGo puede ser un analgésico que disminuya el dolor temporalmente pero es necesario que salga a la veta pues aun se encuentra en las tiendas.

Fuente: Nokia posts £323m loss, smartphone sales down 32% (techradar)