La juntadera con Microsoft de los ejecutivos de Nokia le está pegando todo lo malo, como el decir cosas estúpidas de la competencia. En una entrevista con Pocket-lintNiels Munksgaard, Director de Portafolio, Marketing & Ventas en Nokia Entertainment dice que ya los dispositivos iPhone y Android ya no llaman la atención de los más jóvenes:

Lo que vemos es que los jóvenes están saturados de iPhones. Todo el mundo tiene un iPhone. También, muchos no están contentos con la complejidad de Android y su falta de seguridad. Así que estamos notando que los jóvenes quieren probar algo nuevo y se están cambiando a Windows Phone.”

Lo cierto es que Windows Phone luce y se siente diferente, pero eso no quiere decir que todos estén de acuerdo en que es mejor. Pero, sobre las afirmaciones de que ya nadie quiere iPhone porque todo el mundo lo tiene y nadie quiere Android por su “complejidad” y falta de seguridad, ¿qué ustedes opinan?