El secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, Hamadoun Toure, indicó que las autoridades tienen razones legítimas para pedir al fabricante de los teléfonos BlackBerry que les permitan leer la información que circula por sus servidores, mientras que defensores de los derechos civiles insisten en que los gobiernos tan sólo pretenden espiar a los ciudadanos.

Si bien RIM todavía no ha respondido a la sugerencia de la ONU, en el pasado se han defendido diciendo que sus servicios cumplen con todas las normas legales, como la de mantener un registro de teléfonos. Asimismo, consideran que no sería apropiado proporcionar acceso a la información de sus usuarios corporativos que pagan buenas sumas de dinero para que las comunicaciones con dispositivos BlackBerry se mantengan con altos niveles de seguridad.

Está bie que los gobiernos velen por la seguridad, pero nuestra privacidad puede caer en manos de burócratas irresponsables.

Cronica.com.mx vía Engadget español