Aunque no literalmente, ya es posible hablar del uso de un iPhone invisible gracias a Patrick Baudish y su equipo de investigadores del Instituto Hasso-Plattner. Ellos han logrado crear una interfaz que transmite la pantalla táctil del iPhone hasta la palma de la mano.

La transmisión es lograda mediante una cámara de profundidad Xbox-like que va unida a un software especial encargado de determinar las acciones de gestos ejecutados en el iPhone. Ésta transmite los comandos al teléfono físico mediante radio WiFi.

Algo interesante es que no se requiere aprender de un nuevo lenguaje de gestos pues el conjunto se basa solamente en la memoria muscular que muchos han desarrollado en sus smartpohones. Y es que muchos usuarios son capaces de determinar la posición d dos terceras partes del total de sus aplicaciones en la palma de su mano, y sin tener que mirar su iPhone. Esto lo indica la investigación realizada por el equipo de investigación.

Adelante pueden encontrar un video interesante sobre el funcionamiento de este ingenioso invento. Pero el Sr. Baudish admite que este prototipo incluye todavía muchos equipos, por lo que espera disminuir el volumen es incorporar una cámara más pequeña.

Fuente: Invisible iPhone prototype puts the ‘hand’ back in ‘handset’ (engadget)