evoscratch

Un usario del HTC EVO 4G va a devolver su dispositivo por un defecto en la pantalla, así que encontró oportuno realizar una prueba de rayado. Lo hace con una navaja de afeitar, una llave, una momeda, y un tornillo. Dice que absolutamente “no se puede rayar la pantalla de este teléfono”

Intentó lo mismo en la lente de la cámara y encontró que ésta puede ser rayada facilmente.

Vía