RIM ha sido noticia durante todo el fin de semana recién pasado, aunque esta vez no ha sido por sus equipos ni sus novedades tecnológicas. Jim Balsillie y Mike Lazardis han renunciado como CEO’s de la compañía.

Thorsten Heins es el recién estrenado CEO de RIM, ocupando el puesto de sus predecesores. Su visión de la empresa es positiva, no cree que necesiten grandes cambios, pero sí sabe que el trabajo es la clave del éxito y en esta línea quiere llevar a la empresa. El trabajo duro y bien hecho es el único camino para recoger unos buenos frutos.

Sus pretensiones para los próximos años es mantener a la empresa en el Top 3 de la industria, así como tener una mayor disciplina en la fabricación de sus dispositivos. Convertirse en un líder de valor, además de un líder de tecnología, es otro de sus objetivos.

Heins es consciente de que fabricantes como Apple o los teléfonos inteligentes como Android, han influido negativamente en los dispositivos BlackBerry. Hasta hace un par de años, BlackBerry era líder indiscutible entre el mercado de las personas de negocios, personas que ahora consideran también como una opción (en muchos casos, como la primera) a iOS o Android.

Esta renuncia de los antiguos CEO’s viene también apoyada por la opinión de un grupo importante de inversores, quienes pedían encarecidamente la necesidad de un nuevo líder.

Heins tratará en su recién estrenado “reinado” aumentar las ventas de los actuales terminales de RIM, actualizar antes de febrero el software para la tablet PlayBook y preparar una nueva oleada de smartphones BlackBerry 10 a lo largo de este año.

Mejores productos y mejor planificación de marketing serán sus bazas a largo plazo para recuperar el prestigio perdido por RIM en los últimos años.

Fuente: New RIM CEO: “I Don’t Think There Is A Drastic Change Needed” (Tech Crunch)