A este ritmo Samsung va a agotar las letras del abecedario. Ahora nos sorprende con Samsung Galaxy M, podríamos decir que es “más de lo mismo” pero con un nuevo lavado de cara. Un precio algo excesivo y unas características por debajo de Galaxy R es lo primero que nos llama la atención de este nuevo Samsung Galaxy M.

Su diseño es muy similar al resto de la familia Galaxy de gama alta. En cuanto a características, lo primero que vemos es su pantalla de 4 pulgadas Super AMOLED (mejor que la del Galaxy R, que era simplemente Super Clear LCD). En la cámara encontramos el gran error de este Galaxy M, ya que trae solamente 3 megapíxels, algo insuficiente para el mercado en el que nos estamos moviendo hoy en día.

En cuanto a su capacidad de rendimiento, aquí viene otro fallo. Cuenta con un procesador de un solo núcleo a 1 GHZ. Además de esto, trae bluetooth 3.0, viene equipado con Android 2.3 Gingerbread, una memoria interna de 4 GB y una batería de 1650 mAh. Su precio rondará los 500 dólares y vendrá en tres colores: plata, negro azulado y rosa lavanda.

Si comparamos las características técnicas (especialmente la cámara de 3 mpx y el procesador de un solo núcleo) con otros smartphones de gama alta del mercado, podemos pensar que Samsung ha fijado un precio demasiado alto para un teléfono que tiene más y mejores competidores en el mercado.

Fuente: Samsung Galaxy M Is in Fact a Downgraded Galaxy R, With Super AMOLED Display However (GSM Dome)