Arriba tienen un video de un Samsung S8500 “operado” por unos hackers polacos quienes se encargaron de cambiarle el alma por la de un Android 2.2.1 y el cambio parece caerle como anillo al dedo,  especialmente tomando en cuenta sus datos técnicos: procesador de 1GBz, 512MB de RAM.

Según informan, su proyecto aun se encuentra en las primeras etapas y que en lo que se trata del acceso a los controladores de la CPU y el acceso a la RAM aun tienen obstáculos que superar.

Fuente: Samsung Wave hacked to boot Froyo instead of Bada (Engadget Mobile)