Los teléfonos móviles alimentados con energía solar a primera vista parecen contradictorios. La mayoría de las personas llevan su teléfono en un bolsillo o en un bolso, así que tendrías que esperar hasta que estés en casa o en algún lugar en donde puedas ponerlo a cargar. Pero si te encuentras en un lugar apartado (remoto), dónde la electricidad sea escasa y al mismo tiempo pases más horas de las normales expuesto al sol, entonces puede tener sentido y más aún si es resistente al agua. Pensando en eso Sharp y la empresa de telecomunicaciones japonesa UA han diseñado es te nuevo teléfono.

Previsto para salir a la venta en junio, el teléfono ofrece dos horas de carga cuando esta en reposo o un minuto de tiempo de conversación por cada 10 minutos de carga. Eso no es mucho, pero si la toma de corriente más cercana está a cientos de kilómetros de distancia un minuto puede significar más de lo que te imaginas. Es una gran idea para las zonas rústicas, siempre y cuando estes bajo la cobertura de alguna red, por supuesto. Si lo lanzan con soporte satelital entonces será un éxito.

Fuente