Si me preguntan, diría que es uno de los diseños para teléfono móvil, más extraño que he visto. Se trata de un nuevo teléfono-brazalete recien patentado por Sony Ericsson el cual viene con un teclado dividido en dos partes y una pantalla que puede rotarse para teclear a dos manos. Ok, es obvio que será difícil toparnos con uno de estos en las tiendas de móviles, a menos que algún artista famoso o celebridad de hollywood decida usarlo y hacerle el favor a SE.