Quién dijo que las palomas mensajeras ya estaban obsoletas 🙂 La historia de las que les voy a hablar llama a la atención por varias razones, pero entre tantas salta a la vista la creatividad de algunas personas para violar la ley, de igual modo es destacable lo importante que puede llegar a ser un teléfono celular para muchas personas y más si estás preso.

Hace unos días, la policía brasileña interceptó dos palomas mensajeras entrenadas para burlar la seguridad de una cárcel de Sorocaba (Sao Paulo) y llevar a los presos teléfonos móviles. Las aves llevaban unos sacos de tela en el lomo llenos de distintos componentes que, una vez montados, permitían a los presos tener un teléfono completamente funcional.

Según parece, lo de usar palomas mensajeras para introducir distintos productos en una cárcel es algo bastante habitual en Brasil, aunque generalmente lo que se transporta son drogas.

Y pensar que alguna vez las palomas fueron el medio para comunicación a distancia más empleado…